Lo más importante en una empresa son sus productos. Sin los productos la empresa no podría existir, por ello debemos dedicar todo nuestro esfuerzo para posicionar el producto en la mente de los consumidores.

Para ello se debe hacer una estrategia de posicionamiento. Básicamente es definir la imagen con la que queremos que el consumidor se sienta reflejado y por ello quiera comprar o adquirir el producto.

Entre las diferentes formas de posicionar nos encontramos:

  • Características de producto. Por tener unas características mejores, tangibles e intangibles, etc.
  • Por beneficios. Resaltar beneficios.
  • Clase de cliente. resaltando el segmento del cliente que hayamos elegido.
  • Situaciones de uso del producto. Por que se debe utilizar y situaciones.
  • Comparativa hacia la competencia. Comparativa sobre la competencia.
  • Diferencia de la competencia. Presentamos un producto diferente al de la competencia.

Debemos considerar la vida del producto y ver en que situación estamos para poder desarrollar nuevos productos y seguir teniendo ventas de empresa.

No hay comentarios