Ofrecer productos por Internet significa que están disponibles para todas las personas del mundo, por ello debemos disponer de una web con la imagen corporativa de nuestros negocios.

Lo más curioso del caso es que las empresas que más deben cuidar su imagen corporativa son: las pymes(pequeñas y medianas empresas). Esto es debido a que en Internet pueden competir con empresas de mayor volumen.

Una vez nos hemos decidido hacer una buena web, con una empresa profesional, es hora de organizar el contenido para favorecer la captación de los clientes.

La fase de captación está dividida en tres fases:

  1. Ofrecer cosas para que los usuarios quieran visitarnos
  2. Debemos persuadir al visitante para que quiera registrarse o rellenarnos un formulario. Perseguimos tener sus datos.
  3. Debemos completar el proceso de modo informatizado.

 

El punto más complicado suele ser el primero. Debemos pensar y pensar para encontrar cosas atractivas que nuestros usuarios deseen visitarnos.

Atraer1Hay empresas que diseñan juegos en sus web o apps, con ello consiguen acercarse a un perfil concreto de usuarios. Otras empresas crean blogs de noticias sugerentes para diferentes segmentos de usuarios o clientes potenciales.

Personalmente creo que no hay nada definido para tener éxito, si fuese así todas las empresas tendrían el mismo éxito. Me inclino más a intentar comprender a nuestros clientes potenciales e ir entregando cosas de su agrado.

Una vez tengamos contenido atractivo, debemos medir todas las acciones e ir completando el proceso de captación.

Realizar un formulario atractivo para que rellenen y se apunten a un boletín de noticias, rellenar un formulario para entrar en sorteo de algún premio, registrarse en la web para compartir comentarios con otros usuarios.

Se puede realizar de mil formas siempre que los objetivos de captación se cumplan.

No hay comentarios