Los Negocios en la vida son como un acuario, los peces grandes se comen a los pequeños. Los peces pequeños les gusta ser el pez grande en su pecera. Este símil nos sirve para explicar que un autónomo o pequeña empresa, casi siempre, le gusta estar cómodo y no salir de la zona de confort. El pez pequeño se debe conformar con las migajas y vivir como puede, escondiéndose del grande.

Con la llegada de Internet los peces pequeños(pequeña y mediana empresa), dispone de un terreno neutral para poder competir de igual modo.

La pequeña empresa no se ha dado cuenta de este potencial. Ya hemos notado un aumento progresivo en ventas de web de pequeñas empresas e incluso de gente física.

El mercado global se mueve de una forma extraña y nuestra labor es ver en que dirección va. De nada sirve remar contracorriente. Es muy bonito e ideológico querer o marcar la diferencia, pero se debe marcar(invertir) en innovación y no implantar un sistema que nos haga cerrar nuestro negocio.

Ya en los años 80, en América, erá normal la figura del freelance. El freelance viene desde la edad media, cuando caballeros no querían formar parte de un rey y servían a varios, una especie de mercenarios. Las Empresas comienzan a dar valor a estas figuras e implantan estrategias basadas en ellos. Lo mismo pasa con empresas pequeñas, es el llamado OUTSOURCING.

En la actual situación económica esta figura se ha realzado para situarse en un punto estratégico y muy competido sobre empresas de más volumen.

Debemos entender que los coste de un solo individuo, que no necesita alquiler de oficinas, no tiene a su cargo empleados, etc es muy inferior a una empresa más grande, ello le hace ser muy competitivo en CALIDAD-PRECIO.

Muchos me debatirían sobre la profesionalidad, confianza e incluso seguridad. No voy a defender a todos, está claro, pero en el mercado hay muy buenos profesionales que son los mejores en su campo y las empresas se los subastan entre ellas. Si un buen profesional ha llevado una trayectoria intachable no será nunca objeto de dudas, desconfianza e inseguridad. Lógicamente hay ventajas y desventajas que debe evaluar cada empresa, en cada caso en particular.

Con todo esto queremos resaltar la importancia de disponer de un canal de venta para masas donde el pequeño pez puede competir de igual forma o mejor que una empresa grande.

Las Empresas grandes deben hacer un mayor esfuerzo por entender y comprender las influencias tecnológicas que nos vienen en los próximos años.

En cuantas citas he escuchado “mí empresa no necesita redes sociales ” o “Eso del Facebook son tonterías”.

¿NECESITAS UN DISEÑO WEB PROFESIONAL?

Tienda online – Web presencial – Web corporativa
Plataformas e-Learling – Programación a medida – CMS
Diseño gráfico – Vídeos Corporativos – MÁRKETING DIGITAL

Si te a servido o gustado, haznos un favor y comparte en redes sociales.
Abajo podéis dejar vuestro comentario.
Si quereis os podéis suscribir a nuestro blog.


Gracias.

SOCIAL

172FansMe gusta
934suscriptores+1
22SeguidoresSeguir
27suscriptoresSuscribirte

No hay comentarios

Dejar respuesta

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image