Marketing digital, una expresión, termino que debemos aprender y controlar si somos empresa.

El Marketing digital llegó y se ha establecido como parte intrínseca en toda empresa que quiera vender sus productos por Internet.

Se ha hablado de él hasta la saciedad y seguramente seguiremos hablando, ya que es una parte importante de cualquier estrategia de ventas.

En este artículo no vamos a explicar que es, queremos maximizar su importancia y como se debe plantear desde el lado de una empresa.

Para ello vamos hacer un ejemplo. Supongamos que somos una empresa mediana. Tenemos que sacar al mercado una linea de productos nuevos y para ello hemos pensado venderlos en Internet. Es más barato que disponerlos en una tienda física o eso creemos.

Como empresa mediana, no disponemos de un equipo de marketing y mucho menos de publicidad. No hemos encargado ningún estudio al respecto. Nos basamos en la moda que es vender por Internet.

Hemos realizado el primer fallo. Hemos supuesto y nos hemos basado en lo que nosotros creemos mejor. No hemos contado con estudios previos de: Estudio mercado, competencia, ventas a corto y largo plazo, canales de distribución, etc…

Seguimos adelante y contratamos a una empresa de diseño web. Una empresa de diseño web especializada en diseño web, no en marketing ni en publicidad. Nos realiza un trabajo estupendo y nos da una herramienta para poder vender en Internet. Es una web fantástica y funciona a las mil maravillas.

En el desarrollo no nos hemos implicado y hemos cometido el segundo fallo. Para la creación de la página web es necesario que el cliente aporte a los creadores web su briefing de empresa y objetivos a corto y medio plazo. Con estos datos la empresa de diseño web debe plantear al cliente la mejor opción de diseño y venta para poder cumplir objetivos. No todas las empresa de diseño web están cualificadas para entender objetivos de marketing.

Nuestro proyecto sale a la luz y nuestra web está on-line.

Al no informar a la empresa de diseño web de nuestros objetivos, esta no nos ha dado la posibilidad de crear un estrategia de marketing digital basada en el marketing convencional que dispone la empresa(Los estudios de mercado y objetivos de Ventas). Hemos cometido el tercer fallo.

Disponemos de un web on-line magnifica, pero no cumplirá nuestros objetivos. Lo peor es que no lo sabemos, ya que no hemos preparado los objetivos que queremos alcanzar, como lo alcanzaremos y si es posible alcanzarlos.

En cualquier proyecto de empresa, aunque sea una empresa pequeña o autónomo es necesario plantearse objetivos a corto y largo plazo. Sin objetivos nunca sabremos si vamos bien. Son pequeñas metas ha alcanzar y con ello sabremos que vamos bien.

Debemos tener el control de nuestros proyectos y desde Ardiseny nos gusta inculcar eso en nuestros clientes. El construir un proyecto on-line y desconocer el 90% de su funcionamiento no es bueno. Es cierto que para ello depositamos la confianza en un empresa, pero debemos saber que están haciendo y como.

No hay comentarios